Desde hace más de 25 años la tecnología de soldadura de aluminio con fundente NOCOLOK® es la primera opción para la producción de intercambiadores de calor de aluminio y otros componentes. NOCOLOK® es más que simplemente un fundente. A través de esta página podrá acceder a toda la información necesaria para lograr una soldadura de aluminio satisfactoria. En www.nocolok.com, en el blog de soldaduras de aluminio así como en nuestra área de descargas encontrará todo lo que necesite para lograr una soldadura satisfactoria.

Guía para lograr una buena soldadura de aluminio

En esta guía encontrará la mejor forma de seleccionar y utilizar los materiales, indicadores, fundentes y metal de aporte. La mejor forma de unir componentes de aluminio entre sí es la soldadura con fundente y metal de aporte.

Solvay Fluor se enorgullece de su prolongado liderazgo en el mercado. Aquí resumimos para Vd. nuestra amplia experiencia con el fundente NOCOLOK®.

"7 pasos para lograr una buena soldadura de aluminio"

1. Escoja la aleación correcta para la soldadura en atmósfera controlada

Aquí puede descargar la tabla de las aleaciones de aluminio adecuadas y catalogadas. Las aleaciones de 2xxx, 5xxx, 7xxx y 8xxx no son adecuadas para la soldadura con fundentes no corrosivos. La única excepción es la aleación 7072.

2. Limpie bien las superficies

Elimine completamente toda suciedad, condensados, restos de lubricante y aceite de la superficie. Si las piezas metálicas a soldar no fueron preparadas de forma satisfactoria, el fundente no se distribuirá uniformemente y el metal de aporte no fluirá de manera continua o se decolorará. La consecuencia sería una unión incompleta.
Para más detalles

3. Elimine la capa de óxido

Para lograr una buena unión de piezas de aluminio debe eliminarse antes todo resto de óxido. El fundente NOCOLOK® en estado fluido disuelve y elimina la capa de óxido de las superficies. De esta manera el propio fundente limpia la superficie metálica, quedando esta preparada para que el metal de aporte pueda unir las piezas. Por esta razón es muy importante aplicar fundente a las superficies de unión.

4. Escoja el fundente y el metal de aporte adecuados

El metal de aporte típico para soldar con fundente NOCOLOK® es una aleación de aluminio y silicio. Hay diferentes materiales de aporte disponibles: Para soldaduras en horno se utilizan principalmente las aleaciones con 6,8 a 8,2 % de Si (AA4343) y también con 9 a 11 % de Si (AA4045). Aplicaciones adicionales

5. Escoja la medida de capilaridad (holgura)

Las piezas que se desean unir deben tener el espacio de separación adecuado entre sí. Sólo así el metal de aporte fundido podrá fluir por efecto de capilaridad. Debe haber metal de aporte en cantidad suficiente pero no excesiva para llenar el espacio de la unión. Si es necesario que las piezas unidas tengan contacto directo entre sí, deberá aplicarse el metal de aporte en algún punto a lo largo de la unión. En sentido figurado se dice que el metal de aporte puede fluir, pero no saltar. En los puntos de contacto se produce el flujo capilar del metal de aporte.
Paramás detalles

6. Aplicar la cantidad suficiente de fundente

En la práctica se recomienda aplicar 5 g/m2, de fundente uniformemente distribuido en toda la superficie de soldadura activa. Para tener una idea de qué significan 5 g/m2 de fundente, imagínese un coche muy sucio. A medida que el fabricante de intercambiadores de calor va ganando experiencia con estos productos, puede concluir que se necesita un poco más de fundente para lograr una soldadura continua, o que es suficiente con un poco menos. Averigüe qué cantidad exactamente necesita a través del documento PDF o consultando a nuestros especialistas.

7. Caliente las piezas de metal uniformemente

Para la soldadura en atmósfera controlada es importante que las piezas de unión alcancen una temperatura de 600°C uniformemente distribuida. Un calentamiento lento asegura una distribución uniforme de la temperatura y una unión continua. Importante: Un calentamiento demasiado lento puede provocar el secado del fundente con la correspondiente reducción de efectividad. Cuando el metal de aporte alcanza el punto de fusión debe haber suficiente cantidad de fundente líquido. Como norma general deberá calentarse las piezas lo más rápido posible sin que por ello se produzca una distribución despareja de la temperatura.

  Descargar como archivo PDF